Miércoles, 22 De Noviembre De 2017
C/ Dr Gassol,1, Vilanova de Bellpuig - 25264 Teléfono: 973 324000 Fax: 973 324321
ajuntament@vilanovabellpuig.ddl.net

Historia

Historia

Foto

El poblamiento de este sector del Pla d'Urgell - el Mascançà - se inició hacia 1079. Con la conquista de Lleida, en el año 1149, los Anglesola empezaron a aplicar la política para hacer crecer en población su territorio y que éste fuera cultivado a fin de aumentar sus rentas. 
Así, decidieron crear una villa nueva y para facilitar el poblamiento hicieron varias concesiones a los nuevos colonos que se instalaran en la villa. 
En su mayoría, gente de Bellpuig aprovechó estas ventajas, y así nuestro pueblo pasó a llamarse Vilanova de Bellpuig.
El primer documento de la villa data de 1,181 cuando Guillem d'Anglesola y su mujer Arsenda hacen donación a los templarios de los derechos de los pastos y la leña de varios pueblos y, entre ellos, Vilanova de Bellpuig. 
En el fogaje del año 1359, Vilanova tenía 35 cabezas de familia. A mediados del siglo XIV se construyó la Iglesia Parroquial siguiendo el estilo de la época, el gótico. De este siglo data la formación de la cofradía de la Virgen del Lliri que tuvo un altar donde poco después llegó el retablo. 
En el siglo XVIII, a raíz de la derrota catalana en la Guerra de Sucesión, Vilanova estuvo en peligro de desaparecer como pueblo, y cuando empezaba a reponerse, vino el hambre de 1747 a 1754, para finalmente terminar el siglo con un incremento de población: en 1718 tenía 160 habitantes, y en 1787 pasó a 323. 
Es con la abnegación de los agricultores del pueblo, así como todos los de los pueblos vecinos, que se construye un sistema de depósitos, presas y acequias para aprovechar toda el agua que caía del cielo, la que brota de una fuente o la que lleva el río Corb. 
El día 9 de marzo de 1786 se pacta la construcción de un molino de aceite. 
El pueblo estaba formado por una villa cerrada alrededor de la Iglesia de Sant Pere Apòstol donde todavía hoy hay un pequeño nudo de callejuelas. Fue con el aumento demográfico del siglo XVIII cuando gente atraída por los regadíos fue ocupando las nuevas casas de construcción casi igual hechas siguiendo la carretera que lleva a Bellpuig. 
Con la construcción del Canal de Urgell en la segunda mitad del siglo XIX, se inicia una nueva época para los pueblos del Plan, la villa se agranda - en 1860 llega a 839 habitantes - y se empiezan a vivir unas nuevas inquietudes culturales y económicas. 
El uno de abril de 1860 el Pleno Municipal decide construir un edificio nuevo para las escuelas ya que el estado del viejo era lamentable. Los primeros meses de ese mismo año se decide llevar un médico al pueblo debido a una fuerte epidemia de fiebres. 
En 1900 llega a los mil habitantes y el pueblo goza de una serie de mejoras: se empieza a trabajar para modernizar el pueblo, con la traída de aguas, la luz, arreglar los caminos que los unen con los pueblos vecinos, y la urbanización del pueblo. 
En 1930 Vilanova ronda los 1.600 habitantes, y es a partir de esta época cuando comienza a disminuir la población, primero por la guerra civil española, y posteriormente por las migraciones hacia la ciudad. 
En los años cuarenta se empiezan a arreglar los destrozos de la guerra, como los puentes del Canal, se arreglan las escuelas, etc. 
Hasta la llegada de los ayuntamientos democráticos la actividad municipal se ralentizó por las penurias de aquellos momentos, pero sin detenerse: se amplía la red de distribución de agua potable, se amplía y se reforma la luz, se trabaja en el desvío de las aguas residuales, se condicionan los caminos municipales, se construye un nuevo grupo escolar, una biblioteca, el campo de fútbol, ??se compra el convento de las monjas, se construye el polideportivo. 
En los últimos años se ha trabajado para dotar al municipio de todos los servicios básicos en buenas condiciones: ampliación de las escuelas con servicio de comedor, construcción de la guardería; construcción del Hogar Municipal de la Tercera Edad, remodelación de la zona deportiva: piscinas, pista de tenis, campo de fútbol, ??polideportivo; apertura de nuevas calles y arreglo de todo el casco urbano; reforma del Ayuntamiento; mejoras de la Iglesia parroquial, entre muchas otras actuaciones. 
También hay que hacer referencia al entramado social de la gente de Vilanova, donde han surgido una serie de entidades sociales y deportivas. 
Toda esta riqueza humana sumada al activo de instalaciones de servicios hacen de nuestro pueblo un lugar sumamente acogedor y agradable tanto para aquellos que nos vienen a ver como para todos los que allí vivimos. 

Buscador

Ayuntamiento
Todas las administraciones

Destacados

Mapa Web